ïVolver

www.tristeyazul.com - ¡Flamencos Cabales en la Red!

Pueblos de Cádiz

El Puerto de Santa María

 

medina03.jpg (4495 bytes)

Vista del arroyo.
Colegio de los Padres Jesuítas.


Antigua lonja del pescado, hoy típico restaurante.

 

ESCUDO: De azur, sobre ondas de azur y plata, el castillo de oro, aclarado de gules, sumado de la imagen de la Santísima Virgen vestida de plata, y resplandeciente de rayos del mismo metal. Corona real abierta. Representa al castillo de San Marcos, y la aparición de la Virgen, a Alfonso X el Sabio, de que hablan antiguos relatos. La corona, por ser antigua %,isla realenga. Acuerdo del Ayuntamiento en que se aprueba una Memoria explicativa, con fecha 20 de sitio de 1871, sin que se haya instruido modernamente expediente de rehabilitación. EL PUERTO DE SANTA MARÍA . Ciudad y cabeza del partido judicial de su nombre, a 5 m. sobre el nivel del mar. Dista 39 km. de la capital de la provincia. Su término municipal es de 154,40 km2 y tiene actualmente 57.437 habitantes de hecho. Limita con los municipios de Rota, Sanlúcar de Barrameda, Jerez de la Frontera , Puerto Real y la Bahía de Cádiz. La temperatura media anual es de 18 grados. El RIO GUADALETE desemboca en la bahía a su paso por la ciudad, con tina a richura de 80 m, y el RIO SAN PEDRO sirve de límite con Puerto Real. A una y otra banda del Guadalete se extienden 17 km de playas de finas arenas que conforman el litoral portuense, siendo las principales La Puntilla, Valdelagrana, Fuentebravía, El Buzo, Vista Hermosa y Las Redes, por lo que durante el verano la población, debido al turismo, amplía su número de habitantes. La agricultura se cifra en los viñedos, la remolacha, los cereales y el algodón, principalmente, siendo una de sus industrias principales la elaboración y exportación de vinos del marco Jerez-Xérés-Sherry de sus importantes bodegas. La pesca es una de las más significativas fuentes de riqueza, y en su muelle pesquero se descargan y subastan no sólo los barcos con base local sino de otras poblaciones. Se cree que esta población corresponde al antiguo PUERT0 DE MENES'TIIEO, citado por PROLOMEO. Los Fenicios establecidos en Cádiz, junto a los guerreros CARTAGINESES de AMILCAR BARCA, se apoderaron de El Puerto. Pero la ocupación cartaginesa no fue duradera. Pronto Roma, que disputaba a Cartago el dominio del Mediterráneo, conquistó el antiguo Puerto gaditano. Con la caída del Imperio romano, alanos, SlLINGOS Y VANDALOS recorren Andalucía, hasta su expulsión al norte de ÁFRICA y la incorporación del territorio al reino visigodo. En el año 711, TÁRIO -lugarteniente de MÜSÁ, que ha cruzado el Estrecho, se enfrenta a los ejércitos cristianos del rey don RODRIGO en la BATALLA DEL GUADALETE y, tras varios días, Táriq se alza con el triunfo. Así pues, desde el 31 de julio del 711 el Puerto se convierte en mahometano, cambiando nuevamente su nombre por el Puerto de las Salinas o, más concretamente, Amaria Alcanter. El rey ALFONSO X EL SABIO será el que recupere, entre 1255 y 1260, la población para los dominios cristianos. Con ocasión de la conquista o, mejor, incorporación pacífica- de la ciudad, se apareció la Virgen desde una torre del castillo al rey Sabio. En esta incorporación pacífica creyó ver Alfonso X la intervención de Santa María. Y en una de sus CANTIGAS dice: «ca a Virgen gloriosa / Reynna Santa María / quería que de seu nome / foss 'aquel logar chamado» Desde ese momento se trocó el nombre de Alcanate en el de Santa María del Puerto o Puerto de Santa María, que de ambas maneras se le llamó desde su incorporación hasta los albores del siglo XVI. Hace unos años se encontró en la oquedad de la torre del homenaje del CASTILLO DE SAN MARCOS una imagen de Santa María, ocultada por los antiguos cristianos, que parece ser la imagen titular del monasterio alfonsí de Santa María de España en El Puerto, y que dio a conocer, cantándole repetidas veces, el rey Sabio en sus Cantigas bajo el nombre de Santa María del Puerto. SANCHO IV el Bravo, en 1284, cedió la ciudad al almirante genovés micer BENEDETTO ZACCARIA. Posteriormente, pasó a ALFONSO PÉREZ DE GUZMÁN (Guzmán el Bueno). Formó parte de la dote de la hija de éste Leonor Pérez de Guzmán, casada con Luis de La Cerda, de la que fue luego gran casa de MEDINACELI. De El Puerto de Santa María salieron, desde el siglo XIII, diversas expediciones, como la de 100 buques que, en 1284, se dirigió contra Marruecos al mando del marino genovés micer Benedetto; la que, en 1478, salió a las órdenes de Pedro de Algaba y Pedro Fernández para terminar la conquista de Canarias. La casa de Medinaceli, por mediación de don LUIS DE LA CERDA- conde y luego duque de Medinaceli y primer conde de El Puerto de Santa Maria-, fue la que acogió a CRIS'TÓBAI, COLÓN antes del descubrimiento de América. Aquí no sólo fue huésped de honor sino que también consiguió cartas de recomendación para los REYES CATÓLICOS. Muy ligado está El Puerto de Santa María con el Nuevo Continente. De aquí surgió la «SANTA MARIA», a cuyo mando iba JUAN DE LA COSA, marino que, si no natural, sí al menos vecino de El Puerto, y que años más tarde, en 1500, dibujó aquí su primer mapamundi que incluía las tierras americanas: «Juan de la Cosa lo hizo en Santa María del Puerto en el año 1500». De El Puerto partió la expedición de ALONSO OJEDA y Juan de la Cosa en que por primera vez se tocó «Tierra Firme» y que sin duda fue la más importante por los resultados geográficos obtenidos, En El Puerto se organizó el tráfico comercial con las Indias hasta que más tarde Sevilla, por disposición real, se quedase con la exclusiva. De esta ciudad partieron otras expediciones importantes tales como las de Juan de la Cosa y Rodrigo de Bastidas en 1504 y las de ÁLVARO DE BAZÁN en 1564 y 1580, esta última encaminada a la conquista de Portugal. Importante fue la participación de El Puerto, y de los marineros portuenses, en el famoso combate de Lepanto al mando de Juan de Austria. Muestra de ello fue el obsequio del estandarte de la nave capitana que el hermano de Felipe II hizo a la ciudad, y que se conservó durante muchos años en la ya desaparecida iglesia portuense de San Juan de Letrán y que hoy se conserva en el PANTEÓN DE MARINOS ILUSTRES, de San Fernando. Luego cabe citar tristes páginas en la historia de la ciudad, tales como: la peste de 1680, que redujo la población a su tercera parte; el saqueo de 1702 por los ejércitos angloholandeses en la GUERRA DE SUCESIÓN (FELIPE V te concedería los títulos de Muy Noble y Muy Leal), y el terremoto de 1755, en que el mar invadió la población y causó grandes desgracias. El 1 de octubre de 1823 tuvo lugar el desembarco del rey Fernando y su familia, al que habían repuesto en el trono, LOS CIEN MIL HIJOS DE SAN LUIS. FERNANDO VII firmó aquí un decreto -apellidado con el nombre de la ciudad- por el que se retractaba de todo lo prometido el día antes en Cádiz y comenzaba un duro período de represalias contra los partidos LIBERALES y de anulación de todos los actos del gobierno constitucional. De este acontecimiento se conserva en el Museo Romántico, de Madrid, un óleo obra de José Aparicio. En 1854 tuvo lugar en El Puerto otro importante evento, cual fue la inauguración de la primera línea de FERROCARRIL de Andalucía, en el tramo Jerez y El Puerto. En 1880 se inauguró la PLAZA DE TOROS, que recientemente celebró su primer centenario. En 1888 tuvieron lugar, en aguas de la bahía, las pruebas del SUBMARINO PERAL. En el antiguo huerto del convento de la Victoria se encuentra el paseo del mismo nombre, que sólo es una parte de lo que fue, ya que entre el terreno perdido por la carretera Madrid-Cádiz y por la construcción del instituto Muñoz Seca, ha quedado muy empequeñecido. Antiguamente se celebraba aquí la feria de Primavera. En este paseo se encuentra la ermita de los Caminantes. Entre sus plazas cabe destacar la plaza Peral, en uno de cuyos frentes se encuentra el palacio Municipal -antiguo ayuntamiento y, antes, convento de los Descalzos-; la plaza de los Jazmines, en la antigua entrada de la ciudad por la carretera de Jerez, frente al paseo de la Victoria, en cuyo centro se levanta la imagen del Sagrado Corazón de Jesús, y caben reseñarse otras plazas, como las de Cristóbal Colón, del Castillo, del Polvorista, de España, de la Herrería y del Ave María. La iglesia mayor PRIORAI, de excelente construcción gótica comenzada en el siglo XV, por iniciativa del duque de Medinaceli, y terminada a finales del siglo XVII; en ella se encuentra la imagen de la patrona de la ciudad, Nuestra Señora de los Milagros, escultura del siglo XIII, procedente del castillo de San Marcos. El monasterio de la Victoria, monumento del período ojival que se comenzó a construir a principios del siglo XVI y que en sus comienzos albergó a una comunidad de Mínimos de San Francisco. Este santuario pasó por diversas vicisitudes, desde la invasión napoleónica en que fue expoliado, hasta la secularización con motivo de la DESAMORTIZACIÓN de MENDIZÁBAL, y el establecimiento en el mismo de un centro penitenciario, EL PFNAL DE EL PUERTO. Actualmente ha dejado de ser penal y se pretende convertirlo en centro cultural. La capilla de la Aurora, contigua a la priora, se comenzó a construir en 1716. Fue centro docente donde se impartió Filosofía y 'I'eología y posteriormente Arte y Gramática. El convento de las Capuchinas fue construido en la primera mitad del siglo XVIII. Actualmente, trasladadas las religiosas a otro convento de reciente construcción, es propiedad del Ayuntamiento, que pretende darle una utilidad cultural, y el convento de las Esclavas, antiguo hospital de la Misericordia, es actualmente colegio. También son dignos de destacarse: el convento de la Madres Carmelitas, el colegio de San Luis Gonzaga -con la iglesia de San Francisco-, en donde estudiaron Juan Ramón Jiménez, Fernando Villalón, PEDRO MUÑOZ SECA y RAFAEL ALBERTI, y el convento del Espíritu Santo, que era el antiguo «hospital de la Sangre». Su iglesia actual se construyó en 1851. Pertenece a las religiosas Canónigas de la Regla de Nuestro Padre San Agustín, como asimismo el convento de la Concepción, cuya inauguración tuvo lugar en 1530, aunque en el siglo XVIII fue reedificado. Actualmente es convento de Clausura, y el convento de Santo Domingo, hoy centro de Formación Profesional, en otros tiempos llegó a ser ayuntamiento y también Academia de Bellas Artes. Son también dignos de mención la iglesia de San Joaquín y las ermitas de Santa Clara y de los Caminantes; el Hospitalito -antiguo hospital de la Divina Providencia-, fundado en 1750 como ayuda hospitalaria para mujeres y casa de asilo de niñas huérfanas, y el hospital de San Juan de Dios. De arquitectura civil, posee El Puerto gran riqueza, pues no en vano la llamaron «la ciudad de los cien palacios», y ello debido a las lujosas mansiones de los cargadores de Indias. Entre estas casas o palacios caben citarse: el palacio de Araznibar -restaurándose para edificio de juzgados,-; el palacio de Santa Cruz o Valdivieso, también en restauración para convertirlo en MUSEO MUNICIPAI, el palacio, de Vizarrón o casa de las Cadenas, donde residió Felipe V en sus estancias en El Puerto; el palacio de Purullena, uno de los más singulares edificios de estilo rococó; el palacio de Imblusqueta, actualmente utilizado como ayuntamiento de la ciudad, y el palacio de los duques de Medinaceli, que hoy es sólo una pequeña parte de lo que en otros tiempos fue, ya que antiguamente abarcaba desde la prioral hasta las orillas de río Guadalete, con jardines, fuentes, patios e iglesia. Se celebra tradicionalmente la feria de Primavera, que tiene lugar en el mes de mayo. Está considerada como una de las más significativas de la provincia. Durante la misma se celebran importantes corridas de toros en su ya centenaria plaza. Hace unos años se recuperó el Carnaval, que está resultando más grandioso en cada edición. Téngase en cuenta que se trata de una fiesta de gran arraigo en El Puerto, ya que data de 1836 y que tuvo un siglo de historia hasta perderse con el comienzo de la guerra civil, en 1936. También se celebran verbenas populares en los distintos barrios portuenses organizadas por las asociaciones de vecinos. Especial importancia tiene la festividad de la Virgen del Carmen (16 de julio) por ser El Puerto una ciudad eminentemente marinera. Otra festividad portuense es el día de la patrona Nuestra Señora de los Milagros, que se celebra el 8 de septiembre. Actualmente existe un Patronato Municipal de Deportes y otro Patronato de Turismo. Asimismo fundaciones municipales tales como la de Cultura y Juventud. También es de reciente creación el Instituto Municipal de Conservación de la Naturaleza (IMUCONA). Todas estas instituciones cuentan con locales propios, tales como la Casa de Cultura, la Casa de la Juventud. Desde hace unos años funciona -en dependencias provisionales- el Museo Municipal, que actualmente cuenta con fondos pictóricos (las donaciones de ENRIOUE OCHOA y EULOGIO VARELA, entre otros, además de algunas adquisiciones), así como fondos arqueológicos, provenientes de donaciones y de las excavaciones oficiales de su término municipal. LA ACADEMIA DE BELLAS ARTES SANTA CECILIA fue fundada el 1 de enero de 1900, y en ella se han impartido desde entonces clases de pintura, escultura, dibujo, solfeo e instrumentos musicales. El Orfeón Portuense, que nace en enero de 1980, está compuesto por unas 60 voces mixtas de diferentes edades. Desde su primer concierto, el 10 de abril de 1980, han realizado unas 200 actuaciones. Son pedanías de El Puerto de Santa María los caseríos y núcleos urbanos de El Águila, Almajar, Balbaina, Berben, Coto de la Isleta, Doña Blanca, Fucnterrabía, Galvecíto, Garañina, Mochicle, Las Nieves, Palmar de la Victoria, Palomar, San Ignacio, Serrano, Sidueña, Sierra de San Cristóbal, Valdelagrana y Vistahermosa.


El Niño de la Albarizuela
Datos: Edit.Cinterco 1985
Dicc.Enc.Il.Prov.de Cádiz
.

 

ïVolver

¿Quieres escribirnos? ¿Invitarnos para una juerga? Por favor, escribe a
tristeyazul@tristeyazul.com

¿Errores? Por favor, escribe a
webmaster@tristeyazul.com